En el fin de semana del 1 y 2 de Junio tuvieron lugar la convivencia de Jóvenes de Fordis. En esta ocasión fuimos en total unos 17 jóvenes de Fordis (siendo alrededor de 30 personas los participantes del grupo), y las vivimos en la Casa de la Conreria en Tiana.
Fuimos poquitos, pero que bien sienta ir, de verdad.

Si algo quedó claro en esta convivencia es que la santidad no está hecha para cobardes y no cae del cielo, sino que necesita de nuestro esfuerzo diario.

"A los laicos corresponde, por propia vocación, tratar de obtener el reino de Dios gestionando los asuntos temporales y ordenándolos según Dios.Si bien en la Iglesia no todos van por el mismo camino, sin embargo, todos están llamados a la santidad." (Lumen Gentium, 31 y 32)

Estas y otras citas del Vaticano II, ampliadas con la reflexión de los responsables de exponer los temas de nuestra Convivencia del pasado 1 y 2 de junio, nos introdujeron en la idea de que, a pesar de las dificutades, la santidad es posible en nuestro mundo actual. Como ejemplo de vida tuvimos la oportunidad de repasar la vida de varios santos contemporáneos, que han sido capaces de desarrollar en sus ambientes cotidianos virtudes heroicas con normalidad  -santos de la puerta de al lado, como los denomina nuestro Papa Francisco-, y que nos enseñan cuál es el camino adecuado. Debemos recorrer juntos ese camino de santidad.

Este fin de semana hemos disfrutado  un grupo de familias del Club Social Fordis, un  encuentro con Dios. El tema tratado ha sido el lema de la reunión mundial de las familias que se celebró en Dublín en 2018, :El evangelio de la familia, alegría para el mundo”

Hemos vivido y compartido tal como se nos indicaba EL GRAN SUEÑO DE DIOS.

Este sueño es la unión con todos los hombres, sin excluir a nadie. Hemos podido meditar durante la exposición de los temas,  que todos estamos llamados a la salvación y que esta llega a través de la misericordia revelada en el rostro de Cristo.

El pasado 26 de Enero en la Casa de l´Esglesia del bisbat de Sant Feliú y presidido por Mons. Agustí Cortés, tuvo lugar un emotivo y entrañable acto de homenaje a nuestro querido hermano Javier Velasco, que nos dejó recientemente.

Intervenieron Antonio Velasco por parte de su familia y su gran amigo Diego Balsera, además de representantes de las diversas asociaciones y movimientos en los que Javier, de manera incansable fue contagiando su amor a las Sagradas Escrituras : Asociación bíblica de Catalunya, Iscreb, Escola d´animacio biblica, Club Social Fordis y la intervención musical del Cor Nou,  que tuvieron la suerte de contar con  su enorme humanidad y su testimonio cómo fiel mensajero del evangelio.

Página 1 de 25

Free Joomla! template by Age Themes